Silencio en el Cambio

El Silencio en el Cambio: Mujeres Tradicionales y Actuales

La socialización humana se ha caracterizado por formar núcleos familiares patriarcales como unidad social básica. La estructura familiar configura ejes que entrelazándose entre sí, va urdiendo el tejido de cada comunidad. Intrínsecamente las mujeres han sido el eje oculto que las ha sustentado y han jugado un papel primordial en las sociedades tradicionales.

En las comunidades de Castilla La-Mancha en las que hemos investigado, las mujeres tuvieron que adaptarse a estrictas normativas patriarcales. Era muy importante para ellas encontrar un ‘buen novio’ que acto seguido fuese su marido, siempre bajo el consentimiento de sus progenitores y acuerdos de dotes preestablecidos. Las mujeres que no lograban casarse pasaban a ser ‘mozas viejas’, ya no podrían independizarse del hogar paterno, ni podrían cumplir una de las mayores expectativas inculcadas socialmente como mujer: tener hijos.  Para conseguir novio y que este no las dejase, debían ser buenas cristianas, sumisas, recatadas, laboriosas en las tareas del hogar y con una moralidad impecable. El precio de un error podría ser muy caro.  Bajo estas condiciones han vivido, durante siglos, la mayoría de las mujeres nacidas en Castilla-La Mancha y en todo el territorio español. En nuestro trabajo de campo recogimos sus impresiones y la construcción de sus emociones en estos procesos de vida.  Todo ello, queda plasmado en varios trabajos y publicaciones realizados durante nuestra experiencia profesional[1].

El balance de sus vidas es positivo, pero la mayoría de las mujeres que entrevistamos para este estudio “envidiaban a las jóvenes de hoy en día”, sin embargo,  es muy probable que si volviesen a nacer en sus mismas comunidades, repetirían un gran porcentaje de los esquemas determinados, tal como hemos visto que hacen actualmente sus nietas.

Diapositiva4

Vivimos un tiempo de profundas transiciones que conjugan con los procesos globales, las mujeres contemporáneas, sin importar nacionalidad o cultura, padecen la contradicción de tener vidas marcadas por obligaciones tradicionales y estructurales y al mismo tiempo, por nuevas transgresiones y obligaciones que vienen de la mano de la mujer posmoderna. Actualmente, las mujeres del mundo comparten el hecho de ser el producto de una doble construcción de género, concepto que la antropóloga Marcela Lagarde ha denominado `sincretismo de género’, es decir una mezcla entre la tradición y modernidad que nos lleva a vivir conflictos internos que reflejan sin duda, los problemas culturales y sociales que hoy en día se viven en el mundo. Dudas y contradicciones que pocas veces son visibilizadas y más bien, viven en el silencio de cada mujer. El proceso de trasformación en las relaciones de género, es lento, costoso, incompleto y sobretodo silenciado en sus aspectos negativos.

O.D.A.

 

[1] “El papel jugado por la mujer conquense en la sociedad tradicional. Sus sentimientos”, , 2010, ISBN: 978-84-8427-750-7.2007

El Ciclo de la vida, con González, S.; González-Casarrubios, C. (coord) UAM, Toledo, Consejería de Cultura, Servicio de Publicaciones, D.L. 2005, Colección, “Paisajes y Rutas del Quijote” : ISBN: M-48675-2005

 

Comparte este artículo